REHABILITACION AUDITIVA

El hombre vive  sumergido en multitud de estímulos  que influyen en él y viceversa. Sin embargo, por las  limitaciones  del organismo  que es  incapaz  de  recibir  todas las  informaciones simultáneamente , el hombre se ve obligado a efectuar selecciones que le  permiten la comprensión del mundo que lo rodea. Nuestro cerebro percibe entonación, ritmo, sonidos, palabras y frases, mediante un número muy limitado de frecuencias,  escogidas entre un gran numero de frecuencias   que estos sonidos  producen.  Justamente el ritmo y la entonación  permiten una integración  rápida y la comprensión de palabras y frases. La producción del habla  no contiene solamente frecuencias e intensidades  y la  percepción no  se  basa solamente en estos elementos. La  percepción se fundamenta en todas las  estructuras de  los valores de la lengua hablada que  portan  información: ritmo, melodía, entonación (valores simbólicos del habla).

El campo óptimo de la audición representa la totalidad de los factores óptimos para la comprensión  del habla lo que  significa, la totalidad de la comunicación.

Que pasa en personas con hipoacusia?

En personas que padecen Hipoacusia severa y profunda, iniciamos la rehabilitación con el mínimo de sonido y la máxima  filtración, a través de los amplificadores auditivos SUVAG, utilizando la zona frecuencial  grave que transmite  las características esenciales del ritmo, la entonación y otros elementos prosódicos.  En estos casos se  utiliza el vibrador  para estimular los impulsos nerviosos  de las vías nerviosas propioceptivas y tactiles y de esta manera  la información acústica  llega hasta el cerebro  que lo  interpreta como un mensaje significativo.

La via somatosensorial  tiene conexiones con la vïa auditiva. De esta manera  se empiezan a despertar en el cerebro las zonas para la audición  y  plasticidad cerebral.  Los  receptores  de las vias somatosensoriales están en la piel. Los  que mas  nos interesan  son los corpúsculos de Paccini  para presión  y los de Meisner para tacto superficial.  Hay conexión a  nivel del sistema  reticular del tálamo  y de la corteza.  El ritmo y la entonación se perciben y transmiten a través de frecuencias  graves. Cuando hay daño en el oído, la conducción corporal se  puede mejorar en función de la escucha, buscando en el cuerpo los lugares mas sensibles, aplicando el vibrador ( palma de la mano, planta del pie, rodilla, yema de los dedos, muñeca, columna vertebral).

Con niños pequeños se inicia el trabajo sobre una tarima vibratoria a través de la cual el niño  recibe los estímulos  sonoros. Una de las primeras tareas es enseñar la relación: Audición  -  Habla  Habla  - Movimiento. El vibrador se  coloca  encima de la tarima y se comienza a hablar a través del micrófono.  El vibrador se moverá  y atraerá la atención del niño,  entenderá rápidamente que hablando  podrá mover los objetos, o sea  que el habla está ligada al movimiento.   

Una de las tareas mas importantes es despertar en el  niño el deseo de escucharse a si mismo, su  propia voz, los sonidos que produce con su cuerpo, con su actividad  para que así pueda escuchar a las demás personas. En la actualidad, contamos con excelente tecnología auditiva que permite desarrollar la audición y por ende, los aspectos Pragmático, Semántico, Sintáctico y Fonético – Fonológico del lenguaje oral.

 

Audición | Hipoacusia y causas | Exámen de Diagnóstico | Profesionales y clínicas | Rehabilitación | Enlaces | Implante Coclear

www.ecodepadres.org - E-mail: fundacion@ecodepadres.org